Peeling: Regenere su piel después del verano

El peeling es un excelente tratamiento para regenerar la piel tras el verano.
Es muy recomendable realizarlo en otoño para eliminar las células muertas, pieles y toxinas acumuladas durante el verano que pueden perjudicar y ensuciar la piel.

peeling

Cómo se realiza el tratamiento

El peeling es un tratamiento muy efectivo y sencillo, que en cuestión de horas mejora la apariencia de la piel.
Es una técnica de exfoliación o descamación que consiste en aplicar una sustancia sobre la piel para eliminar las células muertas, renovando así las capas superficiales de la piel para mejorar su apariencia.

No es recomendable tomar el sol mientras se llevan a cabo las sesiones de peeling, una razón más para realizarlo después del verano.

Durante los primeros días la piel estará enrojecida y a medida que pasen los días, se irá escamando y dará paso a una piel nueva, más suave e hidratada, sin manchas o marcas, y más luminosa.

 

Tipos de peeling

Dependiendo de la profundidad podemos hablar de peeling superficial, medio y profundo, y según la técnica que se use se clasifican en peeling mecánico, químico y físico.

El peeling mecánico se realiza mediante cepillos, rodillos o lijas con micropartículas como cristales o piedra. La dermoabrasión es uno de los peelings mecánicos más comunes.

El peeling químico se lleva a cabo aplicando productos químicos, normalmente ácidos.

El peeling físico consiste en la aplicación de un agente físico con el fin de disminuir la capa más superficial de la piel.

Sigue leyendo

Anuncios

Plasma gel, tratamiento y beneficios.

El plasma gel está indicado, entre otras aplicaciones, para el relleno de arrugas y pliegues en la piel, nivelándolo con el resto de la superficie cutánea.

Entre los beneficios que ofrece podemos destacar el aumento de la humectación y tersura de la piel, disminución de los signos de envejecimiento y una coloración homogénea y juvenil del rostro. Es adecuado cuando las arrugas u otros defectos cutáneos son bastante marcados.

El plasma gel es un material de relleno autólogo, es decir, extraído de la sangre del propio paciente. Los beneficios de utilizar este material del propio cuerpo del paciente es que no existen riesgos para la salud, ni de abultamientos en el tejido conectivo, así como tampoco reacciones alérgicas, al contrario que sucede con los rellenos sintéticos.

Mediante este relleno por parte de un médico especialista, se conseguirá mejorar ciertas partes del cuerpo, como la cara, añadiendo volumen en las zonas específicas.

No requiere sedación y una vez finalizado el tratamiento, únicamente la zona tratada puede presentar una ligera hinchazón. Puede darse un pequeño enrojecimiento o algún hematoma que desaparecerá a los pocos días, pero sin ningún tipo de riesgo para el paciente.

Se puede volver al trabajo y la vida normal inmediatamente después del tratamiento, e incluso utilizar maquillaje tras unas horas posteriores al tratamiento.

Los rellenos de plasma gel necesitan una aplicación periódica para evitar su desaparición, pero tras una cantidad determinada del tratamiento podemos decir que se vuelven “semipermanentes”, ya que parte del material se integra en el tejido de la zona tratada.

En Gabinet Mèdic Maresme disponemos del equipo y los profesionales dedicados a la medicina estética que podrán informarte sin ningún compromiso sobre este y otros tratamientos como lifting, peeling, ácido hialurónico, etc.