La vacuna contra el virus del papiloma humano no induce el sexo sin protección

Las jóvenes que reciben la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), que puede causar cáncer, entienden que igualmente necesitan del preservativo para protegerse de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), confirma un estudio estadounidense.[1]

vacuna papiloma humano

Para estudiar cómo la vacunación influye en la actitud de las mujeres hacia el sexo seguro, los autores siguieron a 91 adolescentes durante 30 meses a partir de la aplicación de la primera dosis de la vacuna. En ese momento, la edad promedio era 15 años y ninguna había tenido relaciones sexuales.

Al entrevistarlas al inicio del estudio, la mayoría pensaba que sería riesgoso tener relaciones sin preservativos. La opinión no varió en el tiempo, según reportó el equipo del estudio el 1 de diciembre en la versión electrónica de Journal of Adolescent Health.

Al final del estudio, 65 participantes (71%) habían tenido relaciones sexuales. La preocupación por el sexo seguro o por contraer una infección de transmisión sexual distinta al virus del papiloma humano no influyó en el momento de su primer encuentro sexual.

Estos resultados sugieren que las jóvenes comprenden que la vacuna contra el virus del papiloma humano no las protege de enfermedades de transmisión sexual diferentes al virus del papiloma humano y que las conductas sexuales seguras, como usar preservativo, siguen siendo importantes“, dijo la Dra. Tanya Kowalczyk Mullins, autora principal, del Cincinnati Children’s Hospital Medical Center y del University of Cincinnati College of Medicine, en Cincinnati, Estados Unidos.

“La investigación demuestra que la vacunación contra el virus del papiloma humano en las adolescentes, con o sin experiencia sexual, no aumenta la probabilidad de que tengan conductas sexuales de riesgo”, agregó la Dra. Mullins.

El virus del papiloma humano está entre las enfermedades de transmisión sexual más comunes. La mayoría de las infecciones por virus del papiloma humano no producen síntomas y desaparecen sin tratamiento, pero el virus sigue siendo la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres en el mundo. También puede producir verrugas genitales y lesiones en las vías respiratorias superiores.

Sigue leyendo

Anuncios