Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria consiste en la pérdida involuntaria de orina. El afectado tiene una necesidad imperiosa y repentina de orinar pero es incapaz de retener la orina. Los escapes pueden producirse al estornudar, reír, realizar algún esfuerzo o ejercicio físico. Supone un problema higiénico, social y psíquico, ya que influye en la actividad cotidiana del enfermo y reduce su calidad de vida.

Incontinencia urinaria

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria no es una enfermedad en sí misma, sino la consecuencia de una alteración en la fase de llenado vesical que se presenta en numerosas enfermedades. Es más común entre las mujeres, los niños (enuresis) y los ancianos, afectando a más del 15 por ciento de los mayores de 65 años no institucionalizados y al 35 por ciento de los ingresos en los hospitales.

 

Causas

La incontinencia urinaria se produce cuando la presión dentro de la vejiga es superior a la presión en la uretra.
Este trastorno puede deberse a una hiperactividad del músculo detrusor. Los principales motivos son:
Problemas o daños neurológicos.
Por una alteración del esfínter externo y de los músculos del suelo pélvico.
Por el fallo del esfínter interno ante una relajación inapropiada o lesión orgánica.

 

Prevención

Existen algunas medidas que pueden ayudar a retrasar la aparición de la incontinencia de orina así como prevenirla. Algunos de los consejos que pueden tener en cuenta son:
Seguir una dieta equilibrada. Evitar el sobrepeso y la obesidad, de esta forma se reducirá la presión intraabdominal.
Reducir el consumo de bebidas como el café, los refrescos y bebidas carbonatadas, el alcohol y los cítricos, entre otros.
Evitar las comidas picantes.
Aumentar el consumo de fibra para evitar el estreñimiento.
Reducir el consumo de productos y medicamentos diuréticos, así tendrá menos ganas de orinar.
Evitar beber entre cuatro y dos horas antes de irse a dormir.
No empujar al orinar. De esta manera evitará que se dañen los músculos del suelo pélvico.
No ingerir bebidas antes de realizar ejercicio físico.

 

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel ayudan a fortalecer los músculos situados alrededor de la uretra y del suelo pélvico, cuando estos músculos están debilitados hay más probabilidades de que aparezca la incontinencia urinaria.
Estos ejercicios consisten en la realización de una serie de contracciones y relajaciones que se repiten a lo largo del día de forma constante.

 

Tipos de incontinencia urinaria

Los principales tipos de incontinencia son:

Incontinencia urinaria de esfuerzo
En la incontinencia de esfuerzo, la pérdida de orina se produce al realizar cualquier movimiento o actividad física. La risa, el estornudo, el deporte, la carga de objetos pesados o el mero hecho de ponerse en pie o agacharse puede provocar escapes de orina que van desde unas gotas hasta un chorro.
El origen de esta incontinencia, que afecta a más de un millón de mujeres, se encuentra en la uretra. El esfuerzo físico, aunque sea leve, provoca un aumento de la presión en el abdomen y en la vejiga, pero no se transmite a la uretra, lo que desencadena la incontinencia.
El embarazo y la edad provocan una pérdida de elasticidad y de tensión en el suelo pélvico, por lo que la vejiga y la uretra caen y sus mecanismos de continencia sólo son efectivos en reposo.
Este tipo de incontinencia no está asociada a la necesidad de orinar.

Sigue leyendo

Anuncios

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil es una disfunción sexual masculina común. Ocurre cuando se tiene dificultades para lograr o mantener una erección suficiente para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria.
La disfunción eréctil afecta a 1 de cada 5 hombres en España. Esta disfunción es más común a medida que se envejece pero no es parte natural del envejecimiento.

disfunción eréctil

 

Se habla de disfunción eréctil cuando la incapacidad para conseguir y mantener una erección suficiente no es solo un hecho puntual sino que se repite durante un periodo de aproximadamente 6 meses.
En este momento es importante pedir cita con el médico. La disfunción eréctil no sólo es un problema de salud sexual sino que también puede ser síntoma de otras enfermedades que aún no le hayan diagnosticado, como por ejemplo una enfermedad cardiovascular o metabólica.

 

Causas de la disfunción eréctil

Cualquier alteración de los mecanismos que intervienen en la erección (deseo sexual, estímulo, problemas neurológicos, problemas vasculares) puede producir la alteración del proceso normal de la erección causando disfunción eréctil.

• Hipertensión y enfermedad cardiovascular
La hipertensión arterial es una de las enfermedades más frecuentes en el hombre, afectando a 1 de cada 4 varones. El daño en las arterias es una de las causas de la hipertensión. El daño vascular es causado por lo que llamamos disfunción endotelial.

• Diabetes
La diabetes mellitus, que afecta al 6% de personas en España, es la enfermedad endocrina más frecuente. La diabetes mellitus altera el normal proceso de erección por tres mecanismos:
1. Por lesión arterial: de manera parecida a lo expuesto con la hipertensión.
2. Por lesión neurológica: La diabetes mellitus produce malfunción de los nervios periféricos, impidiendo la correcta transmisión de la señal nerviosa.
3. Por alteración hormonal: muchos diabéticos además padecen una disminución de la testosterona lo que conlleva a una disminución de la libido y alteraciones en el funcionamiento del pene.
El riesgo de padecer disfunción eréctil en hombres con diabetes mellitus se multiplica por 3. Sigue leyendo

Infección urinaria

La infección de orina es una molesta y dolorosa enfermedad del sistema urinario. Es muy común y afecta en mayor medida a las mujeres.

infección de orina

¿Qué es la infección urinaria?

La infección de orina está provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario. Esta infección puede ocurrir en diferentes puntos en el tracto urinario, que incluyen:
Vejiga: La infección en la vejiga también se denomina cistitis o infección vesical.
Riñones: Una infección en uno o en los dos riñones se denomina pielonefritis o infección renal.
Uréteres: Los conductos que llevan la orina desde cada riñón hasta la vejiga. Sólo en raras ocasiones son el único sitio de una infección.
Uretra: La infección del conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior se denomina uretritis.

sistema urinario

Causas

Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias que ingresan a la uretra y luego llegan a la vejiga, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos. La infección se desarrolla con mayor frecuencia en la vejiga, pero puede propagarse a los riñones. De muchas de ellas es responsable la bacteria llamada Escherichia coli, que normalmente vive en el intestino.

Las mujeres tienden a contraer infecciones urinarias con más frecuencia debido a que su uretra es más corta y está más cerca del ano que en los hombres. Debido a esto, las mujeres tienen mayor probabilidad de contraer una infección después de la actividad sexual. La menopausia también aumenta el riesgo de una infección urinaria.

Sigue leyendo