La diabetes y la obesidad podrían prevenirse con nuevas proteínas

diabetes

La diabetes es una afección grave que afecta a millones de personas en todo el mundo. La obesidad también es otra enfermedad que afecta a gran parte de la población.
Un nuevo avance científico puede haber encontrado una manera de prevenir ambos trastornos.

Más de la mitad de la población española entra en la categoría de personas con sobrepeso u obesas, siempre si se tiene en cuenta el índice de masa corporal (IMC) que recogen las sucesivas encuestas nacionales de salud. La obesidad se ha asociado con una variedad de condiciones serias, tales como enfermedad cardíaca, apoplejía, ciertos tipos de cáncer, y la diabetes tipo 2.

Según los datos publicados recientemente en Diabetología, el 13,8% de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de afectados.
La diabetes puede conducir a complicaciones graves.
Aunque actualmente no hay cura para la diabetes, los científicos están investigando varias posibilidades, incluyendo el trasplante de páncreas y la manipulación genética.

Los investigadores de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, pueden haber hecho un gran avance descubriendo una proteína que pronto podría detener el desarrollo de la diabetes y la obesidad en los seres humanos.

Sigue leyendo

Anuncios

Consejos para combatir el sobrepeso y la obesidad.

El sobrepeso y la obesidad incrementan las probabilidades de padecer hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Una correcta y variada alimentación puede disminuir de manera significativa el riesgo de padecer estas enfermedades.

Los hábitos alimenticios y los comportamientos sedentarios suelen desarrollarse durante la infancia y la adolescencia, resultando difíciles de modificar en la edad adulta. La influencia del ámbito familiar y las revisiones periódicas por parte de un/a nutricionista son decisivos para la salud de los niños.

Un buen plan de alimentación debe ser equilibrado y mantener las proporciones y cantidades adecuadas.

Debemos realizar entre cuatro y cinco comidas al día y consumir un mínimo de cinco raciones de frutas y verduras.

Un buen desayuno es fundamental para recargar el organismo de energía y afrontar el día de mejor manera física y psicológica.

Controlar la cantidad de sal en las comidas y cocinar con aceite de oliva mejorará nuestra salud cardiovascular.

Comer pescado azul dos o tres veces por semana aportará los nutrientes y ácidos grasos Omega- 3 que requiere nuestro organismo.

Los lácteos deben estar presentes en nuestra alimentación diaria ya que son una excelente fuente de nutrientes: proteínas, calcio y vitaminas (A, D, B12 y ácido fólico). El calcio es un mineral esencial para prevenir la osteoporosis y mantener fuerte la estructura ósea y los dientes.

Consumir dos o tres raciones de legumbres a la semana nos proporcionará hidratos de carbono y proteínas de origen vegetal.

Según la Organización Mundial de la Salud, las grasas deben cubrir entre 30% y 35% de nuestras necesidades energéticas diarias y, las grasas saturadas, no deberían suponer más de 7% de dicha aportación.

En Gabinet Mèdic Maresme disponemos de los mejores profesionales en tratamientos de nutrición y obesidad, que valoran cada caso en particular ofreciendo dietas personalizadas según edad, sexo y enfermedades existentes, dietas proteinizadas y programas específicos de deporte y homeopatía.