Osteoporosis, tipos y consejos.

La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por una disminución de la resistencia ósea, generando huesos frágiles y aumentando el riesgo de sufrir fracturas.

Se trata de una enfermedad silenciosa e indolora y son las posibles fracturas las que ocasionan la sintomatología clínica. La baja masa ósea y la alteración estructural la diferencian de otras enfermedades esqueléticas.

Podemos diferenciar dos tipos básicos de osteoporosis, la asociada a la disminución de estrógenos que aparece en mujeres a partir de la menopausia, y aquella secundaria al proceso de envejecimiento que aparece en edades más avanzadas y que afecta a hombres y mujeres.

Es fundamental realizar controles preventivos en la infancia y juventud ya que la masa ósea se genera durante estas etapas y llega al máximo entre los 20 y los 30 años. Cuanto mayor sea la calidad del hueso generado tendremos menor riesgo de fracturas en el futuro.

 

El calcio y la vitamina D son nutrientes esenciales durante toda la vida para nuestra salud ósea

 

Realizar actividad física es muy importante, sobre todo en épocas de crecimiento, ya que se está formando nuestro capital óseo. En los adultos, la actividad física contribuye al mantenimiento del capital óseo alcanzado durante la juventud; en mujeres postmenopáusicas y personas mayores, ayuda a paliar la pérdida de hueso y a fortalecer la masa muscular.

Seguir un estilo de vida saludable para una buena mineralización de nuestros huesos supone mantener una buena alimentación (la dieta mediterránea supone una magnífica estrategia dietética), realizar actividad física con regularidad, tomar el sol y evitar el tabaquismo, entro otros aspectos.

 

En Gabinet Mèdic Maresme disponemos de profesionales en medicina del dolor, traumatología, cirugía ortopédica, etc. puestos a su servicio.

Anuncios

Descubra los beneficios de la Ozonoterapia.

El Ozono en medicina está formado por un 5% de ozono natural y un 95% de Oxígeno. La Ozonoterapia consiste en la aplicación de esta mezcla de ozono-oxígeno con fines terapéuticos.

Es un excelente antiinflamatorio, analgésico, germicida-antiséptico, antioxidante, revitalizante, oxigenante y regenerador.

Se trata de un tratamiento inocuo para el paciente ya que carece de efectos secundarios. Actualmente se está utilizando, incluso en personas sanas, proporcionándoles una estimulación física y psicológica.

El número de sesiones de cada tratamiento depende de la patología, el método de tratamiento aplicado y las características personales del paciente, pero generalmente se observan resultados tras las primeras aplicaciones.

Las principales aplicaciones de la ozonoterapia son:

Traumatología y reumatología.

Hernia discal, Ciática, Lumbago, Dolor en cervicales y espalda, artrosis de rodilla, cadera, columna, manos; artritis reumatoidea o de otro tipo, sobrecarga muscular o articular, tendinitis, epicondilitis, condromalacia, meniscopatía, ganglión, dolores musculares.

Vascular.

Problemas circulatorios venosos y arteriales como: artioesclerosis, úlceras de origen vascular, pie diabético, insuficiencia venosa crónica.

Otras.

Dolor de cabeza, neuralgias (del trigémino), cansancio crónico, recuperación física, dermatitis, psoriasis, celulitis con piel de naranja, fibromialgia y síndrome de fatiga crónica.

¿Cuáles son las ventajas clínicas del Ozono?

  • Mejora el suministro de oxígeno a todos los tejidos
  • Revitaliza el sistema inmune
  • Activa el sistema que posee nuestro organismo para suministrar antioxidantes y barrer radicales libres (efecto RE-DOX)
  • Mejora la circulación cerebral, especialmente en pacientes con trastornos circulatorios cerebrales, que reducen su actividad física y presentan un grado importante de inseguridad para caminar, sobretodo en pacientes diabéticos o con Parkinson.
  • Mejora el estado anímico y el sueño
  • En general, mejora ostensiblemente la calidad de vida del paciente, especialmente si se trata de personas mayores

Para más información no dude en contactar con nuestros especialistas de Gabinet Mèdic Maresme que le informaran detalladamente: www.gabinetmedicmaresme.com

Plasma gel, tratamiento y beneficios.

El plasma gel está indicado, entre otras aplicaciones, para el relleno de arrugas y pliegues en la piel, nivelándolo con el resto de la superficie cutánea.

Entre los beneficios que ofrece podemos destacar el aumento de la humectación y tersura de la piel, disminución de los signos de envejecimiento y una coloración homogénea y juvenil del rostro. Es adecuado cuando las arrugas u otros defectos cutáneos son bastante marcados.

El plasma gel es un material de relleno autólogo, es decir, extraído de la sangre del propio paciente. Los beneficios de utilizar este material del propio cuerpo del paciente es que no existen riesgos para la salud, ni de abultamientos en el tejido conectivo, así como tampoco reacciones alérgicas, al contrario que sucede con los rellenos sintéticos.

Mediante este relleno por parte de un médico especialista, se conseguirá mejorar ciertas partes del cuerpo, como la cara, añadiendo volumen en las zonas específicas.

No requiere sedación y una vez finalizado el tratamiento, únicamente la zona tratada puede presentar una ligera hinchazón. Puede darse un pequeño enrojecimiento o algún hematoma que desaparecerá a los pocos días, pero sin ningún tipo de riesgo para el paciente.

Se puede volver al trabajo y la vida normal inmediatamente después del tratamiento, e incluso utilizar maquillaje tras unas horas posteriores al tratamiento.

Los rellenos de plasma gel necesitan una aplicación periódica para evitar su desaparición, pero tras una cantidad determinada del tratamiento podemos decir que se vuelven “semipermanentes”, ya que parte del material se integra en el tejido de la zona tratada.

En Gabinet Mèdic Maresme disponemos del equipo y los profesionales dedicados a la medicina estética que podrán informarte sin ningún compromiso sobre este y otros tratamientos como lifting, peeling, ácido hialurónico, ozonoterapia, etc.